viernes, 28 de octubre de 2016

CAJATAMBO

LA UNIÓN HACE LA FUERZA



Quizás, para muchas personas esta expresión suene trillada al haberla escuchado  innumerables veces, pero nadie se ha puesto en pensar en lo importante que es poner le a prueba.

Gracias a esta fotografía del amigo Carlos H RH, hemos podido observar el panorama  en comparación con otros pueblos que están más avanzados en cuanto al rubro del turismo. Entonces la pregunta sale a relucir: Si contamos con buenos profesionales, empresarios, comerciantes y somos reconocidos por nuestra creatividad ¿por qué no somos más fuertes turísticamente en el mundo?

La diferencia en otras  provincias es que, gracias al apoyo que se dan mutuamente, han podido crecer en todos los aspectos. Las autoridades impulsan a los hombres de trabajo, los propios trabajadores se apoyan mutuamente aprovechando las fortalezas de cada uno, el de más experiencia enseña al que está iniciándose, y se presentan en distintos escenarios.

Mención aparte merece el respeto y la aceptación de un gran público que los motiva a seguir adelante.

La reacción de esta fotografía tenemos el honor de contar con hombres de buena voluntad como profesionales y comerciantes, que nos comparten no solo sus ideales de éxito, sino que además nos vuelven a decir que todo se puede estando en un gran equipo, donde tengamos líderes en lugar de jefes, donde todo es esfuerzo por y para el grupo, por muy pequeño que parezca, suma considerablemente.


Es momento, queridos amigos, de iniciar con esta unión que no será quebrantada por nadie.

domingo, 16 de octubre de 2016

TUSHUYNI LATÍN FOLK, CAJATAMBO


DAVID VEGA RIVERA

Quienes conocen a David Vega Rivera darán fe de su fina audición para afinarlas guitarras y sus  “cuerdas”  vocales. Su campo de batalla son los escenarios y su lucha no se logra más que con humildad y elevadas dosis de entendimiento musical. Sabiduría apropiada para seguir creciendo en el mundo musical tan dinámico y difícil.

Músico de profesión con mucha experiencia. Maneja a la perfección las afinaciones y con dominio particular en los escenarios. La enseñanza académica es otra de sus facetas, y es director del grupo  Tushuyni Latín Folk.

Hace dos  años, el nombre de David Vega comenzó a retumbar con más fuerza en los escenarios, cuando la banda cajatambina   Tushuyni Latín Folk ingreso al mercado musical. “Tengo la suerte de contar con dos bellos hijos los cuales forma parte del grupo y de esta manera, empezar las presentaciones en los eventos culturales”, señala David.

Miembro de una misma familia, la bamba de músicos cajatambinos fue la encargada de abrirse paso por el Centro Cultural Peruano Japonés en el competitivo mundo musical.

Emprender un nuevo proyecto es siempre un desafío y una aventura. Un desafío porque implica  combinar afinaciones acústicas innovadoras y un equipo humano con la capacidad para plasmar los arreglo musicales y, al mismo tiempo, darle perfectas melodías a sus interpretaciones.

Para ello ha reunido a un destacado grupo de personalidades, quienes con la suma de sus talentos de sus hijos han tenido la misión de hacer realidad esta meta y ofrecer conciertos a nivel nacional, el lanzamiento de la banda también es una aventura porque parte de la premisa de no conformarse con lo habitual y buscar piezas inspiradas en la música peruana de todas la regiones, a las que él o la banda imprime un nuevo sonido que abarque la vasta transformación musical cajatambina.



martes, 31 de mayo de 2016

CENTRO PROVINCIAL CAJATAMBO

PROMOTORES DEL CAMBIO

Últimamente la comunidad del Centro Provincial  Cajatambo (CPC) se está incrementando notoriamente. Cada vez más entusiastas en el campo deportivo desarrollan formas de trabajo más inclusivas, y la tendencia es hacia la colaboración con el desarrollo social sostenible.


Las acciones responsables de cada equipo que conforma el CPC cobran mayor importancia ahora que estamos en la búsqueda de la integración provincial y sus amigos, el emprendimiento y de nuevas formas de derivar ideales para llegar mejor a los invitados de los 30 equipos deportivos  que conforman el Centro Provincial Cajatambo.

Como Comunicadores, nos toca compartir esta iniciativa para que más personas  nos conozcan y sepan cómo llevarlas a la práctica de manera adecuada y la forma como se desenvuelve. Así, en esta edición quisimos contarles una serie de eventos a desarrollase en cada jornada deportiva y los equipos que se solidarizan con los múltiples  necesidades que tiene el Centro Provincial Cajatambo.

Estas acciones tienen en común el trabajo coordinado de sus equipos, pero también un grado de participación relevante de las autoridades de provincia con el Regidor Alder Calero y entre otros. Este factor genera una labor coordinada específica y mejora la relación entre los equipos deportivos y las autoridades. Impulsando el desarrollo de la comunidad cajatambina, convirtiéndose en constante  promotores de bienestar.



domingo, 29 de mayo de 2016

HUGO EUGENIO ALVA OSORIO

PERFILES HUMANOS CAJATAMBINOS

Corría  el año 1965, y en la capital de provincia, Cajatambo, Hugo Eugenio Alva Osorio, comerciante de 18 años, contraía matrimonio con Agripina  Arce Zubiaur, de 20 años. Pocos meses después, en busca del provenir y de mejores horizontes para su familia, Alva decide embarcarse en el mundo de la pequeña empresa en el barrio de “Antay”.
Emprendedor Cajatambino se desempeña en la industria artesanal de la panificación, rubro que a la fecha conserva con las  mismas características de sus productos. Posteriormente abre la pastelería, negocio en el que su esposa fue instruida, a quien encarga el control de calidad, fue su gran apoyo.

Los esposos Alva Arce, cuando lanzaban sus productos no solo pensaban en su economía, sino también, lo hacían pensando que el hombre puede subsistir a base de pan y agua en tiempos adversos. Dejando de lado lo insatisfactorio de tan limitado menú y la serie de deficiencias nutritivas que este con lleva, es acertado  señalar que el pan es un alimento universal, encontrado desde la mesa más humilde hasta la mesa más opulenta, en variados formas y preparaciones.

En consecuencia, en la apacible serenidad de su negocio  lleno de estantes, vitrinas color  cedro,  cuadros y algunas fotos de los seres queridos, solo se nos ocurre preguntarle: ¿Cómo ha sido su vida en todo este tiempo?

Y las palabras de respuesta fluyen: “Llego a los 77 años con la gran satisfacción de no sentirme con espíritu de viejo… Siento un gran optimismo por la vida; y creo que una gran parte de ella depende de la propia voluntad. El secreto de la felicidad no está en los demás; lo lleva uno dentro de sí mismo. Es uno quien  puede labrar su propia felicidad, dando a su vida un sentido positivo y favorable”.

“Yo –prosigue- he encontrado la felicidad en el trabajo asiduo de orden comercial. Desde muy joven sentí una inclinación natural por la panificación  y la pastelería; y preparándolos he sido feliz. He gozado y, por consiguiente, he aprendido a mirar  la vida con cierto optimismo, aunque no toda en ella es fruto de la propia acción, muchas veces dependemos de las circunstancias”.

-¿Cómo ha estado ligado su vida, en todo este tiempo, con la historia de Cajatambo? –La vida tiene altibajos, como también los tiene la vida de los pueblos. En cuanto a mis impresiones personales, me ha tocado, también, observar y vivir altibajos nacionales; épocas de crisis económica, política y moral. Pero he podido observar, igualmente, que el hombre cajatambino ha tratado siempre en los azares de sus existencia, hacer frente a las crisis para superar los contratiempos y confiar en el porvenir.

¿Cómo desearía Ud. Ver a un  Cajatambo del futuro? _ yo desearía un Cajatambo en que las aspiraciones, los ideales Cajatambinos, se dibujen y marquen más de lo que está; que tengan finalidades propias y concretas. Que no divaguemos en razonamientos retóricos, sino que exaltemos la acción social y de conjunto. Porque la acción acompañada implica una acción múltiple, poderosa y eficaz.

¿Qué nos puede decir de su tránsito por la “Comunidad Campesina Santa María Magdalena -  Antay Mozo” cuando fue Ud. Presidente? _ En realidad yo reconozco no tener vocación política. Nunca amé  la política, aunque reconociendo la importancia de su función ingresé a la vida pública como candidato a la presidencia ante el requerimiento de la comunidad de un sector comunero-campesino. Lo hice con el deseo de colaborar con mi comunidad y lo logré, obteniendo el terreno de gran dimensión en el lugar denominado Ticticoto; área que originalmente le perteneció  a la Sra Elisa Reyes quien  regala  a la Municipalidad Provincial.

El resultado de esta primera experiencia logré sensibilizar y atraer a más comuneros para aunarse y participar en forma activa para la recuperación del terreno por la expropiación del bien comunero ubicado frente al atrio de la Iglesia Matriz actualmente construido el Centro Cívico.

La Comunidad – nos dice- se ha embarcado en un proyecto arquitectónico para levantar un complejo social, cultural y campestre a un kilómetro del centro de Cajatambo, contando para ello con el terreno suficiente. El plano, desde el  boceto hasta la maquea, fue diseñado contemplando la integración de ambientes culturales, recreativos, deportivos y administrativos, contando para el efecto la construcción para levantar como mínimo tres pisos  y generar un carácter paisajista.

De acuerdo al plan de trabajo este complejo estará destinado a un proyecto de generación de empleo masivo para los comuneros, hijos y pueblo en general, buscando implementar un centro de formación y capacitación para mejorar la agricultura, la ganadería con visión de  incursionar en la agroindustria, implementar talleres de artesanía y posteriormente con  mayor conocimiento construir piscigranjas y granjas en terrenos que tenemos y evitar que nuestros jóvenes emigran a otros lugares pudiendo desenvolverse aquí en nuestra tierra con visión a gran escala eso es mi manera de pensar humildemente. Al respecto otras comunidades en nuestra provincia al vernos, ya han construido sus Locales Comunales  y otros están por hacer lo mismo, sin duda  me alegra que compartan la visión todo por un Cajatambo mejor. Manifestó.

Por otro lado, los mejores recuerdos los tiene para su esposa y sus hijos. Pertenece a una familia numerosa. Y menciona los nombres de sus hijos: Hilbert Hugo, Omar Roly,  Grover Willy,  Rosél César y Maruja. Sus hábitos de vida  son temperantes, así convivió con las tradiciones y costumbres. Quiero mucho a mi Comunidad María Magdalena, nos dice, con decirte que en su momento con mi Esposa que en paz descansa, asumimos  el compromiso de comunero de realizar  y asumir los cargos asignados como en su momento fui Inca, Huanco, Mayordomo, también fui Caporal, hicimos Huaylashadas, Capitán de La Tarde Taurina y para terminar con todas nuestras costumbres penábamos ser Alférez y hacer La Semana Santa y en eso mi esposa fallece suspiros llantos en fin … bueno para cumplir el deseo de mi Esposa mis hijos en nombre de su Mamá ya harán La Semana Santa. Por ello atribuyo a que siempre he tenido una vida repleta de trabajo, el hecho que haya podido sobrevivir  tanto tiempo.

Porque el trabajo distrae las preocupaciones y activa las funciones del organismo. Y, sobre todo, hace funcionar el cerebro, que es el regalo más grande que la providencia nos ha dado.



En la avenida Grau se oyen lejanos la música  de los negritos que se aproximan. Hemos vivido dos horas de historia y filosofía de la vida. Miramos los ojos  de don  Hugo Eugenio y quisiéramos adivinar cuanto  han visto al morir un siglo  y despertar el otro. Nuestro mayor consuelo es aprender  que la esperanza. La fe y el optimismo, no se pierden con el tiempo. ¡Adiós don Hugo¡ Gracias por esta filosofía de la  vida que Ud. nos ha enseñado en dos horas. El tiempo  que tarda el encuentro (choque) de los barrios de Antay y Tambo en la fiesta tradicional de los negritos.

viernes, 22 de abril de 2016

DÍA DE LA TIERRA, CAJATAMBO

Pasó sin pena ni gloria. Nuestro planeta tiene todo el derecho del mundo a resentirse

Este 22 de abril se celebró el Día Mundial de la Tierra y como casi siempre, pasó desapercibido para gran parte de sus despreocupados inquilinos. Y ella tendrá todo el derecho del mundo para resentirse, paro nos está hospedando gratis y con la mejor de las intenciones, pero nosotros le estamos pagando mal.


Para ser exacto, ni siquiera le estamos pagando. Somos de alguna manera, como esos hijos holgazanes a los que no hay forma de sacar de la casa. No ayudan, no trabajan, generan problemas, exigen propina y encima, de vez en cuando organizan unas juergas descomunales que terminan dejando todo sucio. Y no les importa, y siguen ahí sin la menor muestra de rubor o vergüenza.

Instaurado por el senador norteamericano Gaylorf Nelson en 1970, el Día Mundial de la Tierra nació con la idea de crear conciencia acerca de los peligros de la contaminación, la deforestación, la destrucción de ecosistemas y el agotamiento de recursos no renovables. Hoy 46 años después, ninguno de los objetivos con lo que fue ideado este homenaje parece haber rendido frutos, los problemas siguen siendo los mismos o incluso peores, y los culpables son por todos conocidos.

A la Tierra la seguimos mirando con indiferencia. Y tal vez en su día hasta la maltrataremos con un odio mayor. Talaremos, contaminaremos y depredaremos con más ganas y finalmente ese será nuestro obsequio. Total, bajo la lógica en que se ha manejado el ser humano, si nuestro planeta ya aguantó millones de años, que soporte unos años más y que se deje de engreimientos.


Nuestra gran casa ya está bastante maltrecha. No le dimos mantenimiento, atención ni siquiera una manito de pintura para que pase piola. Y si todo sigue en el mismo rumbo, dentro de algunos años, habrá –como dicen criollamente- que echarle tierrita.


domingo, 27 de marzo de 2016

CENTRO JUVENTUD CAJATAMBO 2016


BODAS DE TITANIO: 70 AÑOS 

El tiempo transcurre inexorablemente y, en nuestra colectividad limeña del Centro Juventud Cajatambo, sentimos los méritos de nuestros antepasados que llegaron a Lima en busca de mejores oportunidades, posibilidades y proyecciones el 31 de marzo de 1946, es decir, hace 70 años que se dieron los primeros pasos, para fundar la institución que hoy representa a los hijos cajatambinos.


La valoración del período acontecido es altamente admirable y favorable,   las generaciones han aportado lo mejor para el desarrollo del Centro Juventud Cajatambo, individualmente los hijos cajatambinos destacan profesionalmente en la industria, comercio. En nuestra esfera institucional y fuera de ella hay instituciones de renombre; Asociaciones culturales, sociales y deportivas con prestigio, que aglutinan a cientos de jóvenes.





Hablar del pasado es recordar, permanentemente, que hubo esfuerzo, unión, solidaridad para lograr resultados. El mejor ejemplo de la buena causa lo constituyen las generaciones que la siguieron y las que vendrán, por las cuales debemos dar lo mejor para conseguir los altos propósitos que todos esperamos. Es nuestra finalidad decir a los niños y niñas, adolescente y jóvenes de la colectividad cajatambina que tienen un pasado muy rico – en sus tradiciones y costumbres- y un futuro promisorio.



Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que se suscitaron problemas para la creación y formación de la Asociación del Centro Juventud Cajatambo. Nuestros padres tuvieron problemas o dificultades, entre ellas, en torno donde reunirse, pero la capacidad y la calidad de sus integrantes hicieron posible obtener resultados y salir adelante para proyectarse hacia el futuro con nuevos ánimos y renovados bríos.


La generación que nos sigue debe tener la oportunidad de escuchar de cómo se han gestado muchos hechos que forman parte de la vida e historia de la colectividad del CJC, para que sepan que tienen raíces muy profundas que fortalecen la personalidad y la identidad.



El afecto a los antepasados debe ser firme o duradero por el gran ejemplo de vida que trasmitieron a sus descendientes y a las futuras generaciones. Ponderar  y reconocer las enseñanzas de amor, sacrificio, perseverancia, laboriosidad, rectitud, honestidad, sinceridad, responsabilidad y solidaridad es, a su vez, el mejor legado para las futuras generaciones.



Deseamos que la próxima generación  sea amante de la paz, la libertad, la justicia y la democracia. Por ello, la importancia que los jóvenes conozcan sus raíces, se involucran en las actividades del CJC como socios de esta institución de acuerdo al estatuto.  Nuestros padres sentirán que no fueron en vano sus abnegados esfuerzos. Quedaría demostrada que sus acciones o voces no estuvieron limitadas por tiempo ni por el espacio, que continúan vigentes.
Es la contribución que nuestros mayores querían y nos toca ahora a preservarla y asegurarla.




martes, 22 de marzo de 2016

CAJATAMBO EN MALL DEL SUR LIMA

EL CENTRO COMERCIAL MALL DEL SUR SE VISTIÓ DE GALA







Toda la reminiscencia y magia artística de la milenaria ciudad de #Cajatambo disfrutaron los limeños y sus amigos cajatambinos en un ambiente acondicionado por Y tú qué planes? denominado Rutas Cortas de Lima durante la inauguración de nuevo Mall del Sur, ubicado entre Los Lirios con Pedro Miotta (Atocongo) en San Juan de Miraflores, Lima.




El centro comercial se vistió de gala para recibir a los invitados. Los animadores del evento daban la bienvenida. De esta manera el público en general se aunaba al júbilo de las Pallas y del capitán comunero.








En la plataforma de honor, el alcalde de la provincia de Cajatambo, Willy Alva Arce estuvo acompañado por el presidente del Patronato de Cultura y Turismo, Raymundo Hijar. Celebraron juntos a los hijos cajatambinos la presencia artística cultural de la añorada tierra.





El esfuerzo, la disciplina y laboriosidad de las personas encargadas fueron pieza fundamental para la presentación de las estampas. Los asistentes disfrutaron del ritmo y baile de las pallas y del capitán comunero.